Alien, Covenant

Dirigida por Ridley Scott

Con Michael Fassbender, Katherine Waterston, Billy Crudup, Danny McBride y Demián Bichir

 

El sintético David es creado para cumplir funciones de mayordomía, como todos los otros sintéticos, pero de inmediato comienza a cuestionar su propia naturaleza. Unos años después, a bordo de la nave colonizadora Covenant, el nuevo sintético Walter se ve forzado a despertar a la tripulación por una lluvia de partículas. Con los tripulantes despiertos prematuramente, la nave Covenant recibe una señal que los llevará a explorar un planeta cercano en donde encontrarán un naufragio que esconde un tétrico secreto.

Cinco años después de volver al género en el que mejor se desenvuelve, lo cual ya es decir mucho, retomando su saga Alien iniciada en 1979 con la un tanto irregular Prometeo, y tras el éxito de la más científica Misión rescate, el director británico Ridley Scott presenta ahora su Alien. Covenant, la cual recupera mucho mejor el espíritu de ciencia ficción-terror de aquella película original de hace ya 38 años.

Desde luego, esta no es perfecta, el primer detalle a observar es que repite el mismo esquema básico de la original Alien de 1979, la cual a su vez está basada en El viaje del Beagle Espacial de Alfred Elton van Vogt, esto es, nave espacial con misión específica, desvío a un planeta que no es el de destino y encuentro con letal criatura, pero tras lo que fueran las insatisfactorias continuaciones tres y cuatro, mientras Aliens de James Cameron en 1986 sobresale y, curiosamente, hasta Alien vs. Depredador del terrible Paul W.S. Anderson, que el mismo Scott ha deleznado, decidió retomar una de sus mejores películas sin darle tanto tiempo a estructurarla como el propio Cameron con su Avatar, pues además planea por lo menos una continuación más, aunque en algún momento ha mencionado que sean hasta otras tres, y retirarse pues este año cumplirá los 80 años de edad.

Seguramente habrá quienes también critiquen esta nueva saga retomada por Scott porque el objeto es darse tiempo de explicar el misterioso origen de aquel xenomorfo diseñado por H.R. Giger, pero Scott seguro se dio cuenta que de otro modo, como demostraron aquellas tercera y cuarta película, el estudio retomaría el tema dándoselo a algún otro equipo que hiciera algo más desviado de lo que sea que él haya tenido en mente en aquella época, quizás pensaba dejarlo así, en el misterio, con incógnitas tras las incógnitas, como esa nave alienígena de extraño diseño, el aún más extravagante cadáver del tripulante, la inesperada incubación a partir de los desagradables capullos, el fin mismo del xenomorfo que es tan sólo un depredador encarnando todo lo malo del universo sin otro propósito más que acabar con toda forma de vida.

Pero la película recupera eso, la esencia de ciencia ficción-terror que es lo que volvió famosa a su película original, cosa que en su momento sólo Cameron entendió, el encierro con una criatura asesina en una lúgubre ambientación, la persecución, el miedo; además, Scott tiene un entendimiento completo sobre lo que debe ser la ciencia ficción, con una gran nave espacial, una computadora incapaz de proporcionar todas las respuestas, el corporativismo excesivo y esta vez se da tiempo de desarrollar el cuestionamiento de la inteligencia y la conciencia artificial a través de la figura de Walter, otro tema recursivo del género, sobre todo revisitado en años más recientes.

A destacar la forma en que Scott ha promocionado esta película, con esos cortos que han explicado tanto el origen de los sintéticos Walter, como el destino de David tras Prometeo, con la que va estrechamente enlazada, pues los comienzos de Scott fueron justamente haciendo comerciales y aquí se ha lucido con ello, además, lo que se ha hecho ya con varias otras diversas producciones en últimos tiempos, en este caso Scott lo lleva al extremo, pues parte de las secuencias presentadas en los avances no están presentes en la película, así que será por demás interesante ver el efecto que esto tenga sobre la recepción del filme y si Scott puede de este modo hacer un nuevo aporte a la manera de promocionar las películas en Hollywood.

En suma, un filme de Alien que quizás no satisfaga a todos, pero es de lo mejor en la serie prácticamente desde Aliens de Cameron. Indispensable para los seguidores de esta saga por antonomasia de la ciencia ficción-terror.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.